Si estás leyendo estás líneas, quizá te interese recopilar información acerca de cómo ser un buen redactor de contenidos o acerca de qué elementos tener presente si vas a contratar a uno de ellos para tu empresa, ¿no?

Sea como sea, si estás en busca y captura de un equipo de trabajo, duduarás entre un equipo de redactores freelance, una agencia de marketing de contenidos o un periodista de confianza con el que colaborar, por ejemplo.

En Vorágine creemos que hay cinco armas de las que debe estar provisto un buen redactor de contenidos; no importa que tenga intención de lanzarse en desigual batalla contra un dragón o de guiar a su grupo en busca de aquellas metas hacia las que desea dirigirse.

El redactor debe contar con…

#1 Un escudo grabado con buena ortografía

Todo el mundo dirá lo mismo, y se cansará de repetirlo. ¡Pero un redactor debe escribir bien! Se pasa el día redactando, y tiene la osadía de ponerse un “profesional” detrás del redactor, ¿o no? Por lo tanto, ni faltas de ortografía ni de coherencia o sintaxis. ¡Queda dicho!

Cualidades del buen redactor

En resumen, ortografía, técnica propia, marketing, reciclaje constante y experiencia.

#2 Una técnica pulida

¿Cómo plantea el artículo o los contenidos que se le han encargado? ¿Prepara una estructura del texto y ofrece unas primeras pruebas en busca de feedback en textos de más de 1.000 palabras? ¿Establece una primera fase de documentación? ¿Plantea varias pruebas con diferentes tonos, targets y estilos? Cada redactor tiene un método, pero debe ser efectivo.

#3 Un temple a caballo entre el publicista y el SEO

¿Sabe escribir títulos que capten la atención del lector? ¿Entiende las necesidades que deben quedar integradas en el texto tras los últimos cambios en el algoritmo de Google? ¿Sabe utilizar recursos como el storytelling o se limita a artículos descriptivos y planos?

Será básico saber cómo escribir las ventajas de un producto o servicio, ofrecer recursos útiles para el lector y conseguir que el lector se mueva, comparta el contenido, impacte en el sector, deje huella…

#4 Una armadura repleta de feeds

Y de direcciones web, también. El redactor debe saber buscar contenidos de calidad y tener el interés para mantenerse actualizado en los sectores en los que redacta para blogs, webs y otros medios analógicos o digitales.

#5 La experiencia de saber cuándo marcar una estocada

Dicho de otro modo, el copywriter tiene que empatizar con los lectores, pero también saber a qué tipo de lector se está dirigiendo en un blog de cocina, decoración, moda o tecnología. Por lo tanto, la experiencia y la capacidad de analizar el target y el comportamiento del público objetivo serán básicas para el éxito.

¿Se te ocurre alguno más? Nos han faltado unas buenas zarpas de dragón…