Mucha gente cree que escribir un artículo SEO consiste en poco más que redactar el contenido, utilizar las palabras clave de forma adecuada, incluir metadescripciones, un título que sea eficaz, una descripción que llame la atención del lector… Y, de hecho, esto es lo que hace —casi— todo el mundo.

Entonces, si estas son las premisas básicas, ¿qué más hay? ¿Cómo puedes conseguir que tu artículo, y no otro, sea el que capte la atención del internauta, ese escurridizo cliente potencial que decidirá, en centésimas de segundo, si vale la pena entrar en tu blog o no?

Escribir un artículo SEO que sea diferente al resto requiere de una serie de estrategias y trucos que harán que tus contenidos se posicionen bien y rápido y no solo eso, sino que harán que el lector tenga ganas de volver y seguir leyendo tus contenidos. Aquí te dejamos una lista con cinco de los secretos esenciales para escribir un artículo SEO de calidad:

1. Escribe contenido único o mejorado

No existe tema alguno sobre el que no se haya escrito en Internet: por lo tanto, tienes que conseguir que tu entrada tenga algo especial y diferente que atraiga al lector y lo cautive. 

Para esto, puedes orientar tu estrategia en dos direcciones: la primera consiste en escribir sobre lo que escriben los demás… dándole una vuelta de tuerca; esto significa que, si todo el mundo habla de la actualidad en moda o en cocina, tú puedes hablar sobre las tendencias que vendrán el año que viene. También puedes rebatir las tendencias actuales sobre cualquier temática.

 

Nada nuevo bajo el sol.

Proverbio latino.

 

La segunda estrategia que puedes adoptar es ofrecer información ampliada al lector: busca artículos útiles que traten la información sobre la que quieres escribir y mejóralos ofreciendo más datos a los usuarios. En este sentido, son muy eficaces las recopilaciones del tipo “diez herramientas para…” o “cinco consejos para…”.

2. Enfoca el texto a un nicho concreto: especializado, general…

Cuando vayas a redactar tu artículo, ten en cuenta que te estás dirigiendo a un lector y no a Google: por lo tanto, es importante tener muy claro a qué público te vas a dirigir, porque no es lo mismo escribir un blog de temática general que un blog especializado, ni deberás redactar igual si se trata de un público joven o adulto.

Dar con el tono adecuado te ayudará a fidelizar a tus lectores y, además, hará más fácil que estos compartan tus contenidos y, por lo tanto, recibas más visitas.

3. Comparte: más links igual a mejor posicionamiento

Escribir un artículo SEO de gran calidad no te servirá de nada si no lo compartes adecuadamente: Facebook, Twitter o LinkedIn te proporcionarán, sin duda, muchísimas visitas, pero no solo eso: cuantas más veces se comparta tu artículo o cuantas más menciones reciba, más enlaces hacia tu página se estarán generando, y estos enlaces le estarán diciendo a Google lo relevante que es tu contenido.

Además, si consigues redactar contenido que enganche y sea relevante, probablemente acabará enlazado en más de una recopilación sobre la temática que estés tratando, o quizá te citen en otros blogs.

cinco secretos para escribir un artículo seo

4. No te bases solo en el texto

Si quieres que tus artículos se diferencien del resto, procura utilizar más de un formato: las infografías, las imágenes e incluso los vídeos son medios muy virales y hacen que los contenidos se vuelvan más amenos, por lo que es importante que los incluyas en tus entradas.

Para escribir un artículo SEO que te proporcione buenos resultados no basta con centrarse en el texto, así que diversifica tu información y conseguirás diferenciarte de la competencia.

5. Busca comentarios

Recibir comentarios en tu blog te aportará más de un beneficio: para empezar, estarás mejorando el contenido del artículo y tu página se actualizará de forma periódica, lo cual es perfecto para mantener el posicionamiento e incluso mejorarlo. Pero además, si consigues generar un debate estarás creando comunidad y dando aún más relevancia a tu página.

¿La clave? No dejar nunca un comentario sin respuesta y dar pie a nuevas intervenciones, preguntas e interpretaciones. ¡Esperamos que estos secretos te sean muy útiles para mejorar tus contenidos!