El redactor freelance no puede ser demasiado cuadriculado.