Hoy en día, trabajar como redactor freelance es una alternativa con cada vez más salidas especialmente en el panorama digital: el auge del marketing de contenidos, la gran cantidad de información que necesitan las publicaciones online para nutrirse o el crecimiento imparable de cursos en línea son solo una pequeña muestra de todas las puertas que Internet ha abierto a los maestros de la lengua.

Si tú también te estás planteando lanzarte a la piscina y convertirte en redactor freelance, puede que tengas algunas dudas sobre las habilidades que necesitas desarrollar más allá de defenderte con la ortografía y la gramática, ¿verdad?

5 aspectos básicos para ser un buen redactor freelance

Para dedicarte a la creación de contenidos, deberás tener en cuenta esta breve lista de habilidades que deberás potenciar para que tu carrera no se estrelle dos días después de haber despegado. ¡Vamos allá!

#1 Buen manejo del idioma

Esto, como te podrás imaginar, es básico e indispensable. No puedes ser redactor (al menos, no uno que se precie) si no dominas las reglas ortográficas y gramaticales, y tienes una excelente capacidad de redacción.

#2 En la variedad está el gusto

Para atrapar al lector y cautivarlo de verdad, procura recurrir a los verbos, que son los que dan ritmo a los textos, y evita usar varios adjetivos y adverbios pobres en beneficio de otros adverbios más potentes. Por ejemplo: no es lo mismo decir “me gusta mucho leer” que “me apasiona la lectura”, ¿verdad?

#3 Be water, my friend

El redactor freelance escribe sobre cualquier temática: tendrás que adaptarte a lo que te pidan tus clientes. ¿La clave? Documentarte, documentarte y documentarte. Y encima, mejorarás tu culturilla general. ¿Qué más puedes pedir? Eso sí, no confundas ser polifacético con escribir sobre temas que necesitan una especialización técnica, ¿de acuerdo?

Be water, redactor.

#4 Sé ágil y dinámico

A nadie le interesa un texto poco concluyente, con explicaciones innecesarias y lleno de rodeos. Todo lo contrario: apuesta por ir al grano, con frases cortas que aglutinen las ideas del texto. Así te será más fácil captar la atención de los lectores.

Para dar más agilidad a tus escritos, procura introducir apelaciones al lector para mantener su interés y hacerle saber que es a él a quien estás hablando.

#5 Primero escribir, después editar

Evita hacer pausas cada dos por tres para editar el texto, porque perderás el hilo conductor de lo que estás escribiendo y al final el documento perderá coherencia. Es mucho mejor plasmar todas tus ideas, releer y cambiar lo que sea necesario.

Después, ya puedes editar: justifica el texto y juega con las negritas y los colores para guiar al lector por las partes que más te interese. Ten en cuenta que mucha gente primero escanea los textos en busca de aquello que le interesa y, si le convence lo que lee, decide volver al principio y leer el texto completo.

¿Qué más se necesita para ser redactor freelance?

Bueno, una de las ventajas principales de trabajar como redactor es que no necesitas una lista interminable de habilidades para desarrollar tu trabajo. Con lo que te comentaba antes y grandes dosis de curiosidad podrás sobrellevar cualquier trabajo, especialmente si te esfuerzas en documentarte bien y estar siempre al tanto de las últimas novedades.

Te explicamos qué necesitas para ser un buen redactor freelance.Ahora bien, si quieres focalizar un poco tu carrera en sectores más específicos, siempre puedes apostar por mejorar tu formación para orientarla hacia donde desees. Por ejemplo, si quieres dedicarte a crear contenidos para webs te sería muy interesante hacer un curso sobre redacción SEO para saber cómo deben ser este tipo de textos.

Del mismo modo, si lo tuyo es redactar para el mundo del marketing, no desestimes la posibilidad de formarte en storytelling. El concepto de buyer persona está en alza, y se demanda cada vez más. Así que procura estar al día de las últimas tendencias para que tus posibles clientes no te pillen desprevenido o desprevenida. ¡Pocas cosas generan más mala impresión que un profesional que no sabe de lo que le hablas!

Si quieres compartir con nosotros qué otras habilidades consideras que necesita un redactor freelance para llevar a cabo su trabajo, ¡nos encantará leer tus comentarios en el blog, en Facebook o en Twitter!