Hace un par de meses, todo tipo de medios anunciaban que crear (o comprar) contenidos de calidad era una tendencia creciente a causa de los adblockers que empezaban a saltar del ordenador a los smartphones y las tabletas.

Aquí hay dos temas a tener en cuenta:

  1. Los usuarios móviles siguen (y seguirán creciendo)

No solo deberá crearse contenido de calidad orientado al marketing móvil (textos, vídeos, imágenes, tuits… hoy por hoy, todo es contenido), sino que los equipos de contenidos tienen, desde ya, la obligación de trabajar con estrategias de social media, SEO, SEM, y mucho más.

  1. El fenómeno del adblocking salta a los teléfonos y al resto de dispositivos móviles

Si no puedes utilizar estrategias de push marketing (échale un ojo a este artículo sobre inbound marketing, si vas perdido/a), tendrás que convertir al usuario en un cliente a través de un valor diferencial: tus contenidos.

Lo que estoy diciendo aquí no es nada nuevo: crear contenido (o comprarlo) permite generar enlaces, aumentar el flujo de tráfico, posicionar páginas web a través del posicionamiento orgánico… ¿Qué cambia? El bloqueo de publicidad móvil aumentará la relevancia del trabajo de contenidos; lógico, ¿no?

La decisión entre generar esos contenidos de un modo interno o delegar el marketing de contenidos también se ha tratado en el blog, por lo que, si dudas sobre ello, te recomiendo que visites Cómo escribir contenidos de calidad para un blog. Para nosotros, está claro: poco a poco, las grandes marcas asumirán internamente la creación de sus contenidos e integrarán un espacio para esas estrategias y el trabajo de copywriting en su interior; por el contrario, las pymes se mantendrán más abiertas a un trabajo externo en permanente colaboración y retroalimentación con el equipo propio.

Si no soy yo, eres tú

Por todo ello, las agencias de marketing digital y publicidad han integrado equipos de contenidos y copywriting en el interior de su plantilla, o bien han delegado en agencias especializadas este tipo de trabajo que requiere de una constante colaboración entre los diferentes equipos de trabajo.

Algunas razones por las que comprar o crear contenido de calidad

¡Todo cambia! Si no que se lo digan al Nokia 5110…

Con todo ello, se busca encontrar un perfil de redactor especializado que puede trabajar en distintos frentes: no es (solo) un creativo, ni redactor, ni publicista, sino un nexo de unión entre los diferentes departamentos o necesidades digitales (SEO, SEM, SMM, publicidad analógica y digital…) que debe dar una solución a las distintas demandas del usuario.

Un buen equipo de trabajo de marketing de contenidos debería moverse con soltura a través de blogs, redes sociales y contenidos web de todo tipo: desde landing pages hasta cualquier otro punto dentro del embudo de conversión de un sitio web; comprender cómo funciona el contenido como vínculo de toda una estrategia de inbound marketing, e incluso establecer una filosofía de trabajo propia que acoja desde una primera fase documental hasta la construcción de un medio vivo acorde al nicho que cada empresa quiera trabajar.

Sí, crear o comprar contenidos, pero, ¿cuánto me va a costar?

Un buen equipo te contestará con otra pregunta: ¿qué quieres conseguir? Por ello, es muy complicado hablar de precios. Los contenidos son, hoy, el 99% de la red y de las marcas en Internet, así que resulta imperativo cambiar el planteamiento: primero, pregúntate qué resultados esperas y, a partir de aquí, busca el equipo que te ofrezca el tiempo de entrega, relevancia, calidad, rapidez y conocimiento de esa temática que necesitas. Evalúa qué necesitas priorizar, y busca quien puede dar respuesta.