Hoy no es necesario ahondar en la importancia de Internet: es una realidad palpable que forma parte de todos los negocios actuales.

Lo cual no quiere decir que todo el mundo sepa jugar bien en este entorno.

Constantemente se abren nuevos eCommerce, y constantemente van cerrando otros, incapaces de sacarle rentabilidad a su tienda online. Los motivos pueden ser cientos, pero un elemento que siempre tienen en común los negocios que fracasan es que ninguno de ellos trabajó correctamente el contenido de su tienda.

En este artículo encontrarás unas bases sobre las que cimentar los contenidos que tu eCommerce necesita.

Información útil y progresiva

Lo primero que debes tener claro es el carácter de la información que vas a comunicar. Una tienda online es, o debería ser, como una tela de araña que acabe atrapando al usuario y le lleve a adquirir tu producto o servicio. Es el clásico embudo de ventas. Y el contenido que escribas debe organizarse teniendo esto en mente.

Piensa que el usuario va a recorrer un camino, apoyándose en los contenidos que tocan en cada momento:

  • Primero te va a conocer, encontrando tu nombre en las redes o en el buscador. Títulos de página y meta descripciones o descripciones en redes son la clave para transmitir tu nombre y tu sector (y tu keyword principal), y decir algo que les invite a hacer clic.
  • Luego te visitará por primera vez, a la expectativa. La Home es tu carta de presentación. No necesitas mucho texto, solo un buen soporte visual, una organización clara, y las descripciones y el copy justos para interesar al lector y enviarlo a páginas interiores.
  • Si logras interesarlo querrá navegar un rato, pasear por la tienda viendo lo que tienes. Una buena organización de categorías y productos aquí es esencial, con pequeñas descripciones que inviten a seguir haciendo clic y bajando niveles en la web y en el propio embudo de ventas. Si no navega con comodidad o siente que se pierde, acabará marchándose.
  • Puede que en algún momento quiera saber si puede fiarse de ti. Aparte de los textos legales, condiciones de envío, certificados de seguridad, etc, un elemento clave aquí es el “Quiénes Somos”, “Sobre Nosotros”, o como lo llames tú. Debes dar esa información y presentarte. Pero ojo: no les cuentes al detalle las glorias de la empresa, ni profundices en tu maravilloso currículum, tú no les importas. Lo que le importa al usuario es si eres fiable, y qué puedes darle. No quieren saber si tienes 3 masters o 2 en derecho laboral, quieren saber que tienes la formación específica para ayudarles en su problema legal.
Estrategia (eCommerce)

¡Aquí llegan algunos consejos para que prepares contenidos maravillosos para tu eCommerce!

No quieren saber que la empresa la fundó hace noventa años la familia tal, y luego se traspasó el negocio para blablablá, quieren saber que tenéis experiencia de muchos años proporcionando este servicio o producto y por tanto sois expertos de fiar.

Aunque crees que debes hablar de ti, en realidad debes hablar de ellos y de sus necesidades. Para las que tú eres la respuesta.

  • Finalmente, llegarán a tus productos. Aquí es donde entran en juego las descripciones de producto. Y esto va a necesitar una sección aparte.

Las descripciones son la clave

El contenido central en un eCommerce son las descripciones de producto. En una tienda, el usuario puede ver y tocar. En una tienda online, el usuario se conforma con una foto, así que tienes que dejarle “tocar” y familiarizarse con el producto a base de palabras, no te queda otra.

¿Cómo han de ser las descripciones de producto en una tienda online? Pues así:

  • Únicas: Es una obviedad, pero necesitas que el texto sea único y original. Aunque vendas el mismo producto que otros competidores, no vale copiar el texto: Google detectará el contenido duplicado y tendrás dificultades con el buscador. Así que si tienes mil productos, pues me temo que necesitarás mil descripciones únicas.
  • Directas: No te enrolles. Las introducciones de dos párrafos son para las entradas de blog, pero en las descripciones de producto tienes que ir al grano.
  • Honestas: No vendas lo que no es. Puede servirte para sacar una venta de más, a lo cual seguirá la decepción del cliente, su posterior queja, y quién sabe qué mayores consecuencias negativas para tu reputación online. No tienes que mentir para vender un producto, tienes que describirlo mejor.
  • Persuasivas: La descripción no debe presentar las características del producto, sino los beneficios que dichas características le proporcionan al usuario.

Y en esto hay que insistir porque es la clave del contenido de un eCommerce.

Como profesional, estás familiarizado con tus productos, y por tanto sabes que una determinada característica es un punto fuerte, pero el cliente no tiene por qué saberlo.

A tu comprador-tipo no le importa si este dispositivo que vendes tiene 2 o 4 GB de memoria exactamente, lo que le importa es que “tendrás todo el espacio que necesites para guardar tus vídeos y fotografías”.

Tampoco le importa si su nuevo dron tiene un giroscopio de 4 o 6 ejes, lo que quiere oír es que “mantiene una estabilidad excelente durante el vuelo, que hace muy fácil su manejo”.

No le interesa la avanzada tecnología con nombre en inglés que utilizas para fabricar tus colchones, le interesa que gracias a ella “el colchón se adapta perfectamente a tu espalda proporcionando el mejor descanso”.

Y no le interesa especialmente que ofrezcas joyas personalizadas mediante un innovador sistema de modelos 3D, quiere saber que “podrás tener exactamente la joya que soñabas, diseñada de forma única y exclusiva para ti”.

Los detalles vas a tener que decirlos, claro. Sobre todo en producto tecnológico, pero también en muchos otros, necesitarás añadir un listado de características por puntos que proporcione toda la información exacta. Al público general le da seguridad, y al público con conocimiento le servirá para acabar de elegir o decidirse.

Pero la clave para que la descripción sea atractiva es que transformes esas características desnudas en los beneficios que le van a proporcionar al potencial cliente.

Por último, en la descripción no pueden faltar ni el botón de compra (bien grande y visible) ni una llamada a la acción que empuje al usuario a hacer ese clic tan deseado.

El contenido lateral

Si es útil, el contenido nunca sobra. Al revés: ayuda. A posicionarse, a convencer, a fidelizar, a captar…

No puedo entrar en mucho detalle con esto, porque cada negocio es un universo en sí mismo, pero existen diferentes tipos de contenido “lateral” que puedes utilizar para consolidar la comunicación de tu eCommerce.

Por contenido lateral, me refiero a ese que no es esencial en la web, pero la completa y ayuda. El ejemplo más clásico es el blog, por su gran versatilidad:

  • Contribuye al posicionamiento en los buscadores
  • Sirve de puerta trasera de entrada de tráfico adicional
  • Te permite mostrarte como un experto en tu campo, proporcionando ayuda o información útil.
  • Te ayuda a presentar mejor tus productos
  • Te proporciona feedback de la comunidad a través de sus comentarios y difusión en redes
  • Alimenta tus redes con contenido propio

Pero un blog no es lo único que puedes hacer: un eBook, manuales o tutoriales de descarga, infografíasvídeosPiensa en lo que sería útil para tu público, y en cuanto tengas el tiempo o el presupuesto para emprenderlo en serio, ve a por ello.

El contenido personalizado y recurrente

Crear contenido para tu eCommerce

Recuerda: la información debe ser útil y progresiva.

Es casi obligado captar los datos de los usuarios que entran en tu tienda online. Los necesitas como el comer. Y aparte de las dichosas cookies, tu mejor baza en esto es un cajetín de captación de datos.

Puedes utilizar estos formularios para que te dejen sus datos a cambio de descargar una pieza de información (un ebook, por ejemplo), o para suscribirse a una newsletter (y también puedes regalarles de paso el ebook o lo que sea).

No necesitas ponerles un formulario extenso, de hecho eso los descorazonará. De entrada te basta con un nombre y una dirección de correo electrónico: te basta para crear contenido personalizado que enviarles cuando tú decidas.

Con esto puedes:

  • Aparecer en sus vidas cada cierto tiempo (no te pases ni agobies) para recordarles tu marca.
  • Traer tráfico a la web.
  • Presentar nuevos productos.
  • Informar de nuevas promociones.
  • Difundir otros contenidos, como el blog.

Y en definitiva, tejer una relación más a largo plazo, que en el caso de un eCommerce puede transformar un cliente ocasional en un cliente recurrente y fiel. Que es lo más valioso que puede tener un negocio.

La internacionalización

No quiero acabar sin hablar de otros idiomas. Esto casi nunca lo encuentro en los artículos sobre contenido para eCommerce, y sin embargo es esencial. Se trata de la internacionalización, que cada vez es más habitual. La crisis ha impulsado el traspaso de fronteras para hacer negocio, y muchas tiendas online tienen capacidad para exportar, competir y vender sus productos en otros países.

Y entones van, y crean una versión de la web en otro idioma pasando el contenido por un traductor automático.

Éste es el peor error que puede cometer un eCommerce si quiere traspasar fronteras. Hemos dicho que el contenido ha de ser muy cuidadoso, persuasivo, escalonado, que inspire confianza, que vaya introduciendo al lector en sus bondades, que le haga sentir el deseo de adquirir el producto y finalmente le impulse a hacerlo.

¿Tú te comprarías un smartphone en una tienda online donde leyeras esto?:

Combinar la resistencia al agua increíble con una gran pantalla y un procesador fuerte, y se obtiene este teléfono listo. Está construido para soportar mates en el agua hasta por 30 minutos, y luego se puede limpiar fuera y empieza a jugar con una pantalla táctil de 5 pulgadas. Disfruta de un procesador respuesta de ultra-rápido para mucho uso

Todavía no existe el traductor automático capaz de traducir un texto correctamente: los matices de las lenguas son demasiados. Necesitas una traducción “manual” (es decir, mediante traductor humano).

Es más cara, pero es la única que vale: deben traducir los conceptos, y deben utilizar las herramientas de la lengua de destino para conseguir los mismos efectos de claridad y seducción.

Espero que estas ideas te sean de utilidad al plantear los contenidos de tu eCommerce… ¡y que desde ahora las palabras te ayuden a vender lo que necesites!