Me propongo escribir sobre el concepto Dark Social y lo primero que me viene a la mente es por qué le llamamos Dark Social si podríamos usar palabras en español. Sí, soy así, abogo por nuestro idioma. Lo defiendo porque es bonito, pero además determinados conceptos serían más comprensibles si los usáramos en nuestro idioma. Me asombra que muchas iniciativas se consideren más cool (Dios, sí, he caído en la trampa, disculpad quise decir: modernas) si usan palabras en inglés. Si hay alternativa y es más directa, usémosla en nuestro idioma. Pero, ¡vamos a lo que vamos! Empecemos por el significado de Dark Social para luego compartir con vosotros unas inquietudes sobre el tema.

Qué es el Dark Social

Se usa la palabra dark para relacionarla con algo invisible, más que con la traducción literal del inglés al español que significaría: oscuro, es decir aquello que no podemos ver. El Dark Social sería, por tanto, las visitas o tráfico social a nuestra web que no sabemos de dónde proviene, aquella información de la cual perdemos el control.

Dark Social es solo el nombre que le atribuimos a las visitas de procedencia desconocida que tiene una web.

Para los analistas, o simplemente para los que nos interesa hacer el ejercicio de valorar cómo aumentar el flujo de visitas a nuestra web, que exista un % de información relacionada con ello que no podamos controlar se puede convertir en un verdadero quebradero de cabeza. Nuestros usuarios comparten contenido haciendo uso de su dirección correo electrónico, vía chats, con sus aplicaciones móviles, a través de los mensajes de texto… Bueno, de estos últimos, cada vez menos.

Dark Social (lado oscuro del tráfico web)

No se ofusque con este terror tecnológico, caballero…

¿Cómo podemos controlar todo eso si las estadísticas no nos lo muestran? Es difícil, pero seamos positivos, cierto enigma también está bien, porque motiva a continuar alimentando nuestras acciones para tener más información y más exacta de nuestros usuarios. Así, más que controlar el tráfico o movimiento que no podemos ver, debemos centrarnos en controlar lo que es difícil de medir. Conocer a nuestro usuario y cómo actúa nos acerca a su realidad, que es en realidad (valga la redundancia) la nuestra. Sin los usuarios nuestra iniciativa sí que sería invisible.

Debemos centrarnos en controlar lo que es difícil de medir. Click Para Twittear

Por qué me gusta el Dark Social

Dark Social: ¿qué es? (¿y por qué nos cabrea?)

A veces, oímos Dark Social, y…

A mi, profesionalmente, siempre me llama la atención todo aquello que supone un reto y Dark Social lo es. No saberlo todo de nuestros usuarios hace que sigamos interesados, en saber más en relación a ellos, en cómo lo hacen para llegar a tu web, a tu blog, en cómo usan sus redes sociales, en cómo comparten el contenido… Conocerles es la base de una estrategia de marketing exitosa. Si no lo podemos saber todo, debemos procurar saber el máximo entonces. También me gusta porque significa que ninguna estrategia de medición es exacta, Google Analytics, por ejemplo, nos muestra la información relacionada como tráfico directo cuando esta información está, como hemos visto, sesgada. Así, debemos partir de cierta flexibilidad al conocer a nuestros usuarios y al tener en cuenta las estadísticas.

Unas recomendaciones para finalizar

Comparto seguidamente con vosotros algunas ideas finales al respecto:

  • No olvidéis enviar mails a vuestros usuarios. El medio más usado para compartir contenido sigue siendo el mail. Porque además no todo el mundo (sí, es así, evidentemente) usa las redes sociales. O precisemos más, no todo el mundo usa las mismas redes sociales. Oh, venga, que ya acabo con la concreción, no todo el mundo usa todas las redes sociales. El tráfico social no es únicamente el que se mueve en las redes sociales, hay vida más allá de Facebook, Twitter o LinkedIn. ¡Esa vida son nuestros usuarios! Basar una estrategia de comunicación únicamente en las redes sociales puede ser un desastre.
  • Respetemos a nuestro usuario o seguidor, es gracias a él o ella que existimos. Debemos cuidarle y, por tanto, debemos encaminar nuestras acciones hacia ese conocimiento mútuo. En consecuencia, significa que debemos conocernos a nosotros mismos, nuestros objetivos, nuestros propósitos, porque a veces cuando nos dedicamos a saber de dónde viene el usuario, el camino que ha seguido, olvidamos que también es importante el destino al que quiere llegar: nosotros.
  • Si la analítica web no es una ciencia exacta, nosotros menos. Partir de la base de que no todo es controlable nos hará más felices. Si la realidad es una, seamos inteligentes y adaptémonos a ella.

Me alegrará que mis palabras os resulten útiles o significativas. En Vorágine nos motiva escribir para vosotros y acercarnos, de esta forma, a vuestras necesidades o expectativas. Es nuestra razón de ser.