Aunque no es algo nuevo, parece que todo el mundo habla del marketing de contenidos: que si hay que tener un blog con contenido actualizado, que si hay que publicar contenido en redes sociales, que si hay que escribir contenido de calidad… Contenido, contenido, contenido.

Vale, al menos eso ya lo tienes claro: necesitas contenido. Pero antes de ponerte a redactar (o a buscar a un redactor de contenidos digitales que lo haga por ti), párate un momento y hazte una única pregunta: ¿por qué? Que sí, que lo dice todo el mundo… ¿Pero sabes realmente por qué necesita una empresa invertir en marketing de contenidos?

Pues la respuesta es muy sencilla. Veámoslo con un ejemplo: si de repente te ha dado por la fotografía y acabas de comprarte la última cámara que ha salido al mercado, pero no tienes ni idea de qué es la distancia focal, ¿qué harás? Probablemente, buscar por Internet hasta que encuentres un blog que te explique, paso a paso, todas esas pequeñas grandes cosas que marcan la diferencia entre una foto de portada y esa colección de imágenes sosas, mal enfocadas y sin composición alguna que se acumulan en tu tarjeta de memoria.

Perros, los eternos explotados en la fotografía amateur.

Perros, los eternos explotados en la fotografía amateur.

Y entonces, cuando veas que tu modelo principal va a ser, por norma, tu sufrido perro, descubrirás que lo que necesitas es un objetivo 50mm f/1.4, o incluso un f/1.8. Y ¿dónde va a ser en el primer sitio en el que lo buscarás? Probablemente, en la tienda de fotografía que hay detrás de ese maravilloso blog con el que aprendiste lo que es el punto de fuga o el balance de blancos.

He aquí la importancia del marketing de contenidos: da una solución a problemas con los que se encuentran tus potenciales clientes y les indica que pueden confiar en ti, que eres un referente en tu sector y que vale la pena invertir en tus productos o servicios. Por este motivo, destacamos la importancia de trabajar con profesionales del sector.

5 motivos que te harán adorar a tu redactor de contenidos digitales

Del mismo modo que todos sabemos sumar pero no todos somos matemáticos, todos sabemos escribir pero no cualquiera puede ser redactor de contenidos digitales. El porqué es muy sencillo: no basta con escribir bien, hay que escribir de manera que los contenidos gusten tanto a tu público como a los buscadores, y con una serie de objetivos muy claros que tu negocio necesita alcanzar. Y entre ellos destacamos estos:

  • Un copywriter web te ayudará a ganarte la confianza del público para conseguir más ventas
  • Conseguirás crear una comunidad alrededor de tu marca, lo que significa una mayor fidelización del cliente
  • Una estrategia de content marketing mejorará tu posicionamiento en buscadores
  • Tu negocio parecerá más cercano y humano, lo que motiva más a la compra
  • Podrás mejorar tu servicio a partir de las opiniones que dejen tus clientes en el blog y en las redes sociales

¿Cómo lo ves? ¿Te hemos convencido ya de la importancia del marketing de contenidos?

 

¡Escríbenos!

¿Quieres saber más sobre nuestros copywriters?

¡Normal, enamoran a cualquiera!

¡Escríbenos!