Cómo elegir el tono adecuado para cada cliente