Combinamos trabajo y descanso, ¡claro que sí!

Combinar trabajo y vida. Un vector que lo ejemplifica con un cóctel a un lado y un smartphone al otro.