El redactor debe ser consciente de que hay muchas temáticas y no tiene por qué saber o querer escribir sobre todas ellas.