El marketing de contenidos ha ido ganando peso en las técnicas publicitarias de la empresa. En un mundo cada vez más digital y donde uno no existe si no es a base de likes y de followers, todos queremos dejar nuestra impronta en forma de post. Eso sí, la época de los blogs personales ha dado paso a las redes sociales, mucho más interactivas, y la blogosfera parece haber quedado como rincón especializado de las empresas y profesionales, que aprovechan el tirón del copywriting para crear contenidos originales, divertidos y virales. ¿Os suena? Sí, son algunos de los principios del SEO…

No voy a aburriros con palabros técnicos ni con una radiografía del sector del marketing empresarial; lo que hoy vengo a cuestionar es la veracidad de las informaciones —y confesiones, todo sea dicho— que los “marketeros” lanzamos a través de los blogs. De la misma forma que es fácil engañar en una web de citas cambiando nuestra foto de perfil, en un post podemos mostrarnos, a nosotros mismos o a nuestra empresa, como alguien elegante, guapo e inteligente. Pero… ¿realmente lo somos?

Y, lo más importante, ¿dónde queda la importancia de la sinceridad en el copywriting?

Un copywriting sincero, un copywriting de calidad

En primer lugar, la sinceridad en el marketing de contenidos siempre es importante. Bajo mi punto de vista, escribas uno personal o profesional o te encargues del blog de alguna empresa, es fundamental ser sincero en tu mensaje y ofrecer información de valor. ¿Tienes miedo de que lo que escribes con sinceridad no merezca la pena? Toma nota de estos breves apuntes:

  1. Habla siempre con conocimiento de causa. Y no me refiero a que solo hables de aquello a lo que lleves dedicándote toda tu vida, sino a que te documentes y contrastes tus fuentes antes de compartir contenido. ¿No sabes de algo? ¡Busca algún experto que te ayude! Si quieres crear una comunidad alrededor de tu blog, hazlo veraz.
  2. Ponte en el lugar del lector. ¿Qué te gustaría leer en tu blog? Si tienes la respuesta, no hace falta comentario…
  3. No plagies nunca. ¿Creas contenido o copias contenido? Dejando a un lado el tema del SEO y la penalización del contenido no original, sé sincero contigo mismo y con el lector. Lee otros post, inspírate en ellos, cítalos… Pero no los copies. Y, mucho menos, sin citar la fuente.
  4. No mientas para vender tu producto. Vale, sabemos que lo más probable es que el fin último de tu blog sea vender, pero no todo vale en esta guerra. Dile a tus lectores que el producto es una maravilla, que les va a resolver muchos problemas… ¡lo que quieras! Pero no utilices estadísticas inventadas, no manipules datos y, sobre todo, no prometas algo que no puedes cumplir.
¿Dónde queda la importancia de la sinceridad en el copywriting? Click Para Twittear

La sinceridad en internet, clave para la reputación de las marcas

Por qué es importante la sinceridad en el copywriting.

¡Digas lo que digas, sé siempre sincero!

Una de las reglas fundamentales en social media dice que, por encima de todas las cosas, siempre quedará la honestidad. Aplícalo a rajatabla si intentas vender una marca o un producto a través del copywriting. En un mercado tan competitivo, la buena reputación es imprescindible, y todo el esfuerzo de años puede quedar por tierra por un simple fallo no solucionado a tiempo.

Las marcas y las empresas buscan la interacción en redes sociales con sus usuarios, a fin de ganarse la confianza de estos para, seamos claros, conseguir un mayor número de ventas que le reportarán mejores resultados. Pero… ¿qué hay de malo en ello si las cosas se hacen honestamente? Ganarse la confianza de los clientes es el mayor reto para el copywriter. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Cómo ser sincero y ganarse la buena reputación

Da la sensación de que estamos adentrándonos en el maravilloso mundo de la psicología y el coaching, pero… ¡tendremos que dejarlo para otra ocasión! Ahora, simplemente, apliquemos la lógica: ¿quieres que tus lectores confíen en ti? Hazte confiable. Sé sincero. Comparte información útil, responsable y veraz, contesta a los comentarios, asume tus errores -ojo, muy importante- y reconoce que no puedes saber de todo.

Debes tener en cuenta la probabilidad de que pases el resto de tu vida con el mismo proyecto o en la misma empresa, con lo que pasarás mucho tiempo dedicado a él. ¿De verdad piensas que vas a aguantar todo ese tiempo a base de mentiras y mostrándote diferente a como eres realmente? ¿No crees que es mucho mejor ser sincero desde el principio?

Poco a poco te irás labrando una reputación que te hará sentir orgulloso del camino recorrido. Cuando eches un vistazo atrás y leas los comentarios de un cliente agradeciéndote algún artículo, veas las veces que un post se ha compartido o descubras que otras empresas te piden opinión profesional, estarás comprobando que la sinceridad en el copywriting “solo” te ha servido para ser mejor profesional.

¿Lo intentamos?