Hoy día, estar en Internet significa mucho más que tener nuestra página web. Poco a poco, todos los negocios despiertan y caen en que los clientes empiezan a llegar a través de esas entradas estilo how to que preparamos en aquella primera campaña de marketing de contenidos de la que desistimos al cabo de dos meses, o gracias a aquellas horas dedicadas a Facebook o Twitter y a aquella otra red con las pizarras y los pines… ¿Cómo se llamaba? ¿Pinterest?

Invertir en medios digitales ahora es sinónimo de content marketing, social media y analítica, y eso tiene una serie de ventajas y una serie de inconvenientes si no nos tomamos el tiempo necesario para analizarlo.

Lo bueno

Las ventajas parecen claras, ¿no? Con las herramientas adecuadas, podemos establecer cuál es nuestro target y cómo dirigirnos a él, qué redes sociales utiliza y por qué debemos utilizarlas nosotros y qué busca, y por qué nosotros debemos escribir sobre ello.

Bueno, tienes razón; eso no son exactamente las ventajas directas para tu negocio, pero son los medios para que puedas aumentar tus leads (dícese de la persona que ha facilitado sus datos a través de un formulario de contacto o una landing; si quieres informarte más en detalle, consulta este post de Inbound Cycle sobre el tema, que son amiguetes y saben de lo que hablan), convertirlos en clientes o mejorar el posicionamiento web de tu página y blog.

Podemos forjarte una espada y te apañas; o te enseñamos a utilizarla y te protegemos durante el proceso.

Lo malo

Hasta ahí lo bueno. Lo malo llega cuando confundes marketing de contenidos (redacción y creación de contenidos de calidad para tu blog) con estrategia digital. Entonces, la cosa se complica. Para ser más claro aún, cuando oyes que necesitas un blog y artículos, y los encargas, los subes y te olvidas.

Y la mayoría de las veces llegas hasta ese punto porque:

  • Has oído que es necesario y no quieres gastar más de la cuenta
  • Hay freelancers e incluso plataformas que te venden artículos SEO a buen precio (por ejemplo, nosotros)

Estrategia digital > marketing de contenidos, ¡y se retroalimentan!Mientras tanto, las agencias de marketing digital o los especialistas en servicios de marketing de contenidos te intentan cobrar una pasta, ¿no? Por ejemplo, tú compras tres o cuatro artículos de 800 palabras por unos 100 €.

La realidad es que lo que compras en esas páginas web o plataformas de venta de artículos son eso, simple y llanamente: los artículos; mientras que una agencia de marketing de contenidos te ofrecerá estrategia digital y marketing de contenidos (es decir, artículos orientados a mejorar el SEO o el branding de tu marca o de la de tus clientes).

¿Qué quiere decir esto?

1- Que te hará un estudio de las necesidades de tu marca en Internet:

  • Cómo potenciar la venta de tus productos o servicios en Internet
  • Cuál es tu público y cómo deberías hablar con él
  • Qué temáticas o búsquedas realizan tus leads y clientes potenciales
  • Sectores relacionados, competencia directa y competencia indirecta

2- Que tendrás a un equipo fijo con el que contar

  • Sabrás con quién te reúnes y quién hay detrás
  • Y a quién exigir responsabilidades
  • Y en qué horario te pueden atender

3- Que podrás personalizar tu proyecto

  • Habrá detrás una o varias personas que realicen seguimiento y analítica web
  • Los redactores podrán asesorarte y adecuarse a las necesidades específicas
  • Contarás con servicios relacionados de calidad

¿Lo tienes claro? Estrategia digital + marketing de contenidos

La diferencia entre el marketing de contenidos y el marketing de contenidos con una estrategia digital a la espalda es que en el primero el precio tiene presente que tú vas a hacer la analítica, que tú sabes exactamente lo que necesitas y que tú vas a buscarte la vida una vez tengas los documentos en archivos de texto.

Por eso es barato, porque solo cuenta con el tiempo de trabajo de redacción, y poco más, mientras que la estrategia digital supone que nosotros vamos a asesorarte sobre analítica y marketing de contenidos, que nosotros vamos a hacer un seguimiento de tus palabras clave, long tails y nichos en los que quieres mejorar o crear presencia, que nosotros vamos a conseguir que aumentes tus leads y clientes a corto y medio plazo…

Dicho de otro modo, podemos forjarte una espada y te apañas; o te enseñamos a utilizarla y te protegemos durante el proceso.