La estrategia digital y, en concreto, la estrategia SEO es básica para conseguir visibilidad en nuestros contenidos web (sean páginas web, landings, blogs, o sean lo que sean).

Hoy día, los clientes valoran el SEO y el marketing de contenidos como nunca antes lo habían hecho; al igual que todos nosotros (los que nos dedicamos a esto), ellos también han aprendido, han crecido y buscan nuevas formas para conseguir leads y clientes de calidad para su marca.

El marketing de contenidos, o sea, los contenidos para blogs y webs de calidad, han tenido un papel fundamental en este cambio: esto, en 2015, ha llegado al punto de creer que los contenidos son suficientes para indexar y posicionar nuestras URL sin una estrategia SEO detrás; conscientes de ello, queremos ofrecer unos cuantos apuntes importantes a los lectores.

¿Vamos a ello?

Presentamos todos los mitos SEO que perviven aún en 2015. Primero. El social media y el linkbuilding son lo mismo. ¡Falsísimo! Son dos cosas distintas, así que eso de enlazar en Facebook y Twitter las publicaciones y olvidarse de la estrategia de enlaces entrantes y salientes es mal asunto. Aun así, ya sabes que Google cada día es más listo, lo que significa que eso de los intercambios de enlace sin ton ni son tampoco lo ve con buenos ojos. En resumen, debemos intentar que nos enlacen por relevancia (o que se note poco, ya sabes).

Segundo. ¿Las redes sociales no otorgan relevancia en cuestiones de linkbuilding? ¡Falso! Pero eso sí, otorgan una relevancia creciente, pero menor. Si tienes poco tiempo, déjalo en Google+ que, como es de papá Google, eso es harina de otro costal.

Tercero. El SEO puede ser barato. Si todavía estamos con estas en 2015, apaga y vámonos, ¿de acuerdo? El SEO es un trabajo de horas, no se limita a coger un plugin para WordPress y colocar cuatro palabras clave y cuatro metas y, como en todo, el profesional de calidad tiene una tarifa acorde a sus servicios.

Cuarto. Crear contenidos de calidad (o comprar contenidos de calidad, que algunos vivimos de esto) es lo fundamental de la estrategia digital. No es cierto, y aquí explico la diferencia entre estrategia digital y marketing de contenidos. Habrá plataformas que te digan que lo que necesitas son artículos bien escritos y ya está, pero no es verdad.

Eso sí, hay tres situaciones posibles: 1) no actualizar el blog y no tener estrategia SEO, 2) actualizar el blog sin estrategia SEO y 3) actualizar el blog con contenidos de calidad y tener una buena estrategia SEO. ¿Hace falta que te las ordene de mejor a peor?

Quinto. ¿El SEO ha muerto? No, y no va a hacerlo. Se ha convertido en una de las bases del inbound marketing, y el inbound se compone también de redes sociales, e-mail marketing, eBooks y todo lo que te puedas imaginar, pero el SEO y el marketing de contenidos van a seguir ganando relevancia.

Aquí, y ya entramos en terreno de opinión personal, quizá llegará el momento en el que un experto en estrategia digital tendrá que decirnos hacia dónde decantarnos entre todas las opciones, pero el SEO ni ha muerto, ni morirá: es más importante de lo que lo era hace años, y más complicado de hacer también.

Cinco de los mitos SEO que debemos desterrar

Sobre estas cuestiones nos ha encantado el artículo de René Rodríguez titulado SEO en 2015: los mitos que quedan atrás y, entre ellos, destacamos los siguientes puntos:

#1 Autoría de Google+ (mito, que llegó pisando fuerte y se fue por la puerta de atrás). El programa de autores de Google ha desaparecido, lo que no quiere decir que Google no valore saber quién escribe qué en nuestro blog mediante, por ejemplo, un plugin de autores y diferentes usuarios.

#2 Las metadescripciones y las metakeywords son básicas. ¡No! Y es que no son un factor de posicionamiento desde 2009 (o poco después, según Google). Aun así, una descripción relevante es aquella que puede convencer en la página de búsquedas al usuario.

#3 La optimización de palabras clave es la clave del SEO: como bien dice el autor, hoy Google intenta entender intencionalidad y relación con el contenido (¡y cada día lo hace mejor!), por lo que te conviene empezar a leer sobre búsqueda semántica, ¿de acuerdo?

#4 Las palabras clave necesitan una concordancia exacta. No. Y no debemos forzarlas. Nunca más.

#5 El SEO local no importa. Absurdo, por supuesto, y más cuando un porcentaje altísimo de empresas venden productos a través de una forma de negocio basada en su localidad.

Por último, es importante recordar que desterrar los mitos es una cosa, y aprender una lección de ellos, otra muy distinta. ¿Queda claro, no? ¡Pues a escribir (o a encargarnos contenidos de calidad para tu blog)! Y, de paso, mírate los otros quince mitos a desterrar sobre SEO en el artículo que te hemos recomendado.