Este va a ser un artículo sobre algunos de los principales mitos que ya corren sobre el marketing de contenidos, pero permíteme hacer un par de aclaraciones antes, ¿de acuerdo?

A estas alturas, supongo que no dudas sobre las ventajas que ofrece el content marketing y, no obstante, la mayor parte de los lectores y los clientes con los que hemos charlado se sorprenden del enorme crecimiento del sector y de la necesidad de artículos de calidad que han supuesto para el mercado.

Hoy, la estrategia digital debe complementarse con contenidos de calidad, y ante esta afirmación, poca gente duda. ¿Pero por qué debe hacerse? En tres líneas:

  1. Porque es uno de los pilares de tu estrategia de inbound marketing
  2. Porque es la mejor forma de hacer crecer los contenidos de tu página/blog
  3. Porque todo el mundo lo hace; y si reniegas, vas a quedarte atrás

Dicho esto, y me disculpo por adelantado por esquematizar tanto la introducción, ya vimos que el marketing de contenidos falla estrepitosamente sin estrategia digital, por lo que no entraré ahí, sino que prefiero hablar de esos mitos que parecen haber pasado del SEO al marketing de contenidos y que amenazan con quedarse junto a nosotros.

Vamos a verlos.

Los cinco mitos sobre el marketing de contenidos que debes conocer

¡Y sigue subiendo!

#1 El marketing de contenidos es sencillo

Esta es la que más nos mosquea, así que le damos el primer puesto, ¿de acuerdo? Supongo que a alguien se le ocurrió que todos sabíamos escribir y que el marketing de contenidos se limita a eso, por lo que… ¡puede hacerlo cualquiera!

Pues lo siento si soy muy taxativo aquí, pero no es cierto. La mayoría de los seres humanos sabe escribir (menos de un 5% del mundo desarrollado es analfabeto), pero eso no significa que sepan redactar artículos de calidad, ni que sepan SEO, ni estructurar un post adecuadamente ni optimizarlo para buscadores…

#2 El marketing de contenidos puede hacerlo tu empresa

Pues sí, sí que puede. Y un chico con una cuenta de Twitter acompañada de Hootsuite puede ser tu community manager también. La cuestión es que si buscas resultados de calidad (artículos, en este caso), tendrás que contactar con un profesional. ¿Por qué? Primero, por los resultados que esperas obtener; segundo, porque quizá no cuentes en plantilla con nadie con las competencias adecuadas; tercero, porque está en juego la reputación de tu marca; cuarto, porque tu plantilla tiene unas funciones definidas, así que, o bien contratas a un redactor profesional (ya puede ser grande tu empresa), o bien delegas hacia fuera o compras artículos.

#3 El marketing… ¡mesiánico!

También nos encontramos con este falso mito. Lo siento, pero no hemos dejado sin trabajo a profesionales SEO, SEM ni expertos en SMO. El marketing de contenidos es una parte del trabajo que la marca debe hacer en medios digitales, y no esperes encontrar así como así un servicio que te resuelva toda tu estrategia digital de una tacada (y menos que te cobre dos duros).

#4 Es un servicio barato

No, no lo es. No debería serlo… Puede haber servicios de marketing de contenidos en formato low-cost. Si se quiere, cualquiera puede ofrecerte un servicio a bajo coste, pero recuerda aquello del bueno, bonito, barato que decíamos hace algunas semanas.

#5 Aquello de escribir, publicar y olvidarte

Al acoger el marketing de contenidos como una obligación más, puede surgir esa gran idea que de buena tiene poco. Encargar cincuenta artículos, publicarlos y automatizar el proceso.

Un servicio de content marketing será siempre paulatino, medible y en constante crecimiento. Buscará crear un vínculo con el lector, y se estructurará lo suficiente para parecer que no está tan organizado como lo está.

Sin embargo, estos mitos sobre el marketing de contenidos son lógicos, y debían llegar a medida que el mismo sector acomoda esta práctica que será central en los próximos dos años (bueno, como sabes, ya lo está siendo), y si quieres algo más de información sobre lo que se espera, ahí van unos cuantos enlaces de calidad.

Para ampliar información: