Vorágine no solo ofrece servicios de corrección, redacción y traducción, sino que aquellos que trabajamos entre dragones y princesas colaboramos, conocemos y compartimos intereses con otros profesionales del lenguaje. A menudo, a ellos les pasa como a nosotros: les llaman raros y raras, no entienden exactamente a lo que se dedican e incluso dudan de lo que realmente hacen.

Este artículo va para aquellos y aquellas que más de una vez han escuchado un: “¿Que haces qué?” o un “No, en serio, ¿de qué trabajas.

Cinco trabajos  relacionados con el lenguaje que necesitan su explicación

 #1 Intérprete de signos

De los más conocidos en la actualidad por la integración de la comunidad sordomuda a todos los niveles, lo cual no evita sucesos y mala praxis como la ocurrida en el funeral de Nelson Mandela: el intérprete no conocía el lenguaje y su actitud fue tildada de burla por la opinión pública. El colectivo de intérpretes acordó que el error fue consecuencia de una falta de control y de una necesidad todavía mayor de interesarse por sus prácticas profesionales a gran escala. ¿Qué os parece?

#2 Blogger

El sueño dorado de muchos: vivir de lo que se escribe. No obstante, a diferencia del escritor profesional, el blogger puede alcanzar la fama a través de sus propios intereses o realizar lo que se conoce como marketing de guerrilla: “atacar” nichos o sectores susceptibles de interés y posicionar contenidos para obtener visitas. Desde patrocinadores a videoblogs, de la publicidad a los contratos con grandes firmas… Una profesión muy flexible de la cual no es nada fácil llegar a vivir.

#3 Lexicógrafo/a

Cinco profesionales de la lengua que, quizá, no conozcas todavía.¡Alguien tiene que escribir los diccionarios y recopilar el léxico del idioma! Hoy día, existen posgrados como el Máster en Lexicografía Hispánica que demuestran que no solo es un trabajo que está más vivo que nunca (¡al igual que la lengua!), sino que se empieza a valorar como se merece.

#4 Escritor o redactor en braille

La asignatura pendiente de un gran número de países; la comunidad hispana todavía no tiene gran fuerza en esta área; sin embargo, países como México han dado sus primeros pasos con la creación de un cómic “híbrido” del escritor Jorge Grajales y el ilustrador Bernardo Fernández. Aquellos que trabajan diariamente con este tipo de escritura lo hacen sobre todo para actividades relacionadas con cartelería y productos de consumo tras el sello de la ONCE, siendo la literatura una asignatura que, tristemente, ha quedado relegada a otros medios de consumo para ciegos (por ahora).

#5 Corrector de estilo

Y en menor medida, ¡corrección de estilo! Pero no os creáis que en una medida mucho menor tampoco. Muchas personas no comprenden todavía la diferencia entre una revisión ortotipográfica y una adecuación del estilo de un texto (literario, formal, de coherencia estructural). Si vosotros también tenéis dudas al respecto, os recomendamos echarle un ojo a nuestra sección web con calma.