Saul Goodman nos señala diciendo: "¡Próximo destino: YouTube!"