Las estadísticas no mienten, y todas afirman que las pymes han tomado conciencia de lo importante que es el contenido para conseguir llegar a muchos más clientes en el mundo digital. El contenido es el rey, sí. Pero ¿Vale todo? La respuesta es un no rotundo. Y mucho más cuando se trata de contenidos para una pyme, porque crear contenido lleva tiempo y el tiempo es dinero. Y eso es, precisamente, lo que no nos suele sobrar, ¿verdad?

Para una pyme, diferenciarse de la competencia es vital para mantenerse y eso significa que necesitarás contenido de calidad para dejar atrás a todos tus competidores. Por lo tanto, tienes que convertir tu blog en una seña de identidad que diga alto y claro por qué vale la pena comprar tus productos o servicios. Pero sin decirlo, claro está. ¡El marketing de contenidos no funciona como el marketing tradicional!

Por ejemplo, si tienes una tienda de productos de jardinería, utiliza tu blog para darle a tus clientes lo que quieren: ideas para decorar su jardín, soluciones para eliminar esa molesta plaga de pulgón que devora los jazmines o trucos y consejos para conseguir una floración más abundante.

El marketing de contenidos es básico para que la pyme se diferencie de la competencia

Llegados a este punto, hay algo que el propietario de toda pyme se plantea: “Si el cliente tiene toda la información que quiere en el blog… ¿Para qué vendrá a preguntarme a mí?” Bueno, aunque parezca que estás tirando piedras sobre tu propio tejado, ten en cuenta que tú estás dando soluciones, pero no herramientas. Para eliminar el pulgón, tu lector cliente potencial necesitará un insecticida, o un buen abono para que las enredaderas se decidan a crecer de una vez. Y así es como, a través de tu blog, le estarás dando la respuesta a su problema y, al mismo tiempo, una manera de solucionarlo. Fácil, rápido y directo. Además, ten siempre presente que estarás demostrando tu experiencia profesional, lo que siempre es un plus de confianza.

Ahora es cuando llegamos al meollo de la cuestión: como te decía al principio, crear contenidos originales lleva tiempo, especialmente si quieres conseguir tu objetivo. Y es obvio que quieres, ¿verdad? Y con “crear contenidos” no me refiero solamente a crear el contenido en sí, que también, sino a definir el tono para hablar con tus clientes, los objetivos de cada post, el target al que te diriges, las palabras clave…

Es por este motivo por el que tal vez deberías plantearte la idea de contar con un profesional del marketing de contenidos que se encargue de hacer todas estas cosas por ti: redactar, documentarse, publicar, editar…

¿Profesionales del marketing de contenidos? ¡Sí, gracias!

Trabajar con una persona experta en el mundo del marketing digital es la forma más óptima de conseguir los contenidos que te propones con tu blog, porque elaborará un plan diseñado para las necesidades de tu empresa.

¿Qué te puede ofrecer?

  • La creación de contenidos para tu blog, adecuados a tu público objetivo y con el tono idóneo para captar su atención
  • Un análisis de las palabras clave más relevantes de tu sector para potenciar el SEO
  • La difusión óptima en redes sociales para llegar a quien de verdad importa

Un buen servicio se presentará en pack y diseñado para que puedas olvidarte de todo lo relacionado con tu blog y la difusión de tus publicaciones por las redes sociales.

Qué, ¿te sumas al carro del marketing de contenidos?