Cuando nos decidimos a iniciar una estrategia de marketing de contenidos y, especialmente, cuando llevamos varios meses con ella, puede que nos empecemos a quedar sin ideas —¡por eso es tan importante preparar un calendario editorial a varios meses vista!— y nos invada la sensación de que nos estamos quedando sin cosas que decir.

Si es así como te sientes ahora mismo, ¡no te preocupes porque aquí te traigo la solución! ¿Te has planteado reutilizar los contenidos de tu blog? Sí, ya sé que a Google no le gusta eso de repetir contenidos, pero no estamos hablando de copiar y pegar, ¿eh? A lo que me refiero es a que cojas los contenidos que ya publicaste y les des una nueva vuelta para poder volver a utilizarlos. ¿Quieres saber cómo? ¡Vamos allá!

Trucos para reutilizar los contenidos de tu blog

Reutilizar el contenido de un blog es clave para conseguir un mayor alcance: si publicaste una entrada que tuvo mucho éxito, ¿por qué no volver a sacarle partido? Ten presente que en el marketing de contenidos no todo es el blog, y hay muchas formas de darle un nuevo uso a tus posts en diferentes formatos.

Así que si esa entrada fue la caña…

  • Conviértela en una infografía. Reescribir el contenido y destacar aquellos puntos más importantes mediante una infografía es una forma eficaz y rápida de darle una vuelta de tuerca a los contenidos y volverlos más visuales. De esta manera, quien ya leyó la entrada podrá reinterpretarla, y quien no la había leído, tendrá un nuevo formato.
Las infografías resumen el contenido de forma visual y clara.

Las infografías resumen el contenido de forma visual y clara.

  • O conviértela en una presentación de PowerPoint o PDF. Simplificar y esquematizar no tiene por qué ser sinónimo de perder calidad: sácale el jugo al contenido y conviértelo en una presentación.
  • ¡O amplíala! Seguro que con el paso del tiempo has aprendido más cosas sobre ese tema, o puedes aportar un nuevo punto de vista, o mejores referencias… ¿Por qué no aprovechar todo ese conocimiento nuevo para aportar más información al lector?
  • Coge todas esas entradas y ¡conviértelas en un eBook! Esta es una forma genial de reciclar tus contenidos. Tendrás que reestructurar, segmentar y, probablemente, hacer algunos cambios, pero el formato es perfecto para darle una nueva vida a todas esas entradas que escribiste sobre cocina, fotografía o incluso con tips para el redactor.
  • O haz una recopilación. Escribir una nueva entrada y adjuntar todos los enlaces que toquen un mismo tema es una excelente manera de ayudar al usuario a encontrar exactamente aquello que busca. Explica por qué ese tema es importante para ti, qué puedes aportar que sea de interés, qué novedades hay al respecto y, por último, incluye un listado con todas tus entradas relacionadas. ¡Fácil, sencillo y cómodo!
¡Reutiliza contenidos para el blog, hombre!

Reutilizar contenidos te permitirá mejorar el impacto de tu blog.

¿Publicaste una serie de entradas sobre un tema concreto? ¡No te preocupes, para esto también tienes opciones para reutilizar el contenido!

Como ves, hay muchas maneras de darle una segunda oportunidad al mismo contenido sin que Google se enfade por ello. Y también hay muchas maneras de enfocar esta estrategia: puede servirte cuando te quedes sin inspiración o para salir de un apuro, o también puedes plantearlo como un medio más para dar un valor añadido a los lectores de tu blog: ¿qué mejor que reunir todos los posts sobre un mismo tema en una única entrada para que puedan tenerlas juntas y acudir a ellas sin tener que buscarlas?