Marketing online, digital o de contenidos son, hoy día, casi sinónimos, y en mi opinión calendario editorial debería cerrar la ecuación. En la actualidad todo pasa por la creación de contenidos de calidad y, a pesar de esto, resulta curioso cómo todavía no existe demasiada conciencia sobre la importancia de una gestión digital adecuada.

Si no tienes intención de delegar el marketing de contenidos y tu estrategia digital en una empresa o en un servicio profesional necesitarás aprender a gestionar las publicaciones de contenido de tu blog.

¿Por qué?

La principal razón es que, si quieres alcanzar notoriedad para Google y para tus lectores, tienes que publicar con frecuencia en tu blog. Esto significa que debes obligarte a escribir artículos una, dos o siete veces por semana, y que debes hacerlo sobre contenidos interesantes y de calidad.

Por lo tanto, las opciones son: reservar unas horas de tu tiempo de trabajo a ello o delegar ese trabajo en una agencia de marketing de contenidos. Hagas lo que hagas, tendrás dos opciones, pero siempre necesitarás un calendario editorial.Te explicamos la importancia del calendario editorial en el marketing de contenidos.

El calendario editorial en la estrategia de contenidos

Para nosotros, el calendario editorial es… una hoja Excel. En serio. Una hoja Excel adecentada y bien bonita con los próximos artículos, temáticas, fuentes de referencia, palabras clave y objetivos fechados y estructurados.

Con él, podemos centrarnos en conseguir las siguientes metas:

  • Desarrollar una estrategia de marketing de contenidos más visual y detallada
  • Aprovechar al máximo los recursos de los que dispone una pyme o un emprendedor y sacar partido a un archivo de consulta que pueden consultar todos los colaboradores y empleados que se requiera
  • Marcar objetivos para cada artículo, así como a corto y medio plazo; también es posible acompañarla de los informes de analítica (presencia en determinadas keywords, número de visitas que supone un post o una página informativa determinada, etcétera)

Además, un calendario editorial para el blog nos obligará a actualizar contenido de calidad asiduamente, que es el principal hándicap de la mayoría de los blogs corporativos y que va en detrimento de la posibilidad de conseguir un mayor número de lectores fijos (que comentan, comparten y difunden), así como mejoras en el posicionamiento.

A partir de aquí cada marca es un mundo; en Vorágine contamos con una planificación mensual y anual, pero trabajamos con equipos que tienen sus propios métodos. Lo importante es que estos funcionen y que la planificación del blog se convierta en algo sencillo y útil para alcanzar los objetivos que nos proponemos: sea monetizar contenidos, mejorar el posicionamiento u ofrecer soluciones a nuestros clientes.