Desde la Mesopotamia Antigua, la función de las bibliotecas más ilustres y más sencillas ha sido homónima: conservar y registrar todo tipo de textos; las viejas edificaciones de Oriente Próximo custodiaban en su interior documentación religiosa, política y económica, mientras que las actuales han extendido esa tarea hacia todo tipo de temáticas en papel […]