No solo el corrector de textos, sino también muchos profesores se cruzan, cada vez más, con esta pregunta o con comentarios del tipo DejAme-QUe-€shCribAh-CoMOh-KIeRA que les paralizan el alma y el corazón; la cultura audiovisual y los bajos índices de lectura ganan la batalla a la ortografía, cuya calidad ha descendido de una década a esta parte.

En España […]