Muchas veces entramos a una página web o a un blog corporativo y tenemos la sensación de que los artículos se muestran fríos, sacados de contexto o, simplemente, parecen escupidos por un robot sin sentimientos ni empatía. Cuando se dan estas circunstancias, está claro que alguien se equivocó al definir uno de los aspectos […]