En Internet, eso de que “el contenido es el rey” es una coletilla muy conocida, sobre todo entre quienes nos dedicamos a la publicidad online en sus distintos formatos. Y en este reinado del contenido, no te quepa la menor duda, el vídeo tiene mucho que decir. Veamos qué papel juega el vídeo marketing en el marketing de contenidos actual y qué perspectivas de futuro tiene en el mundo digital.

Los datos del vídeo marketing

Las cifras que rodean el formato vídeo como estrategia más atractiva en el marketing de contenidos son abrumadoras:

  • Más del 60% de las agencias de publicidad utilizan YouTube como canal de comunicación de sus clientes, según Strata. Una cifra que, aun por debajo del uso de Facebook, supera ya al de Twitter.
  • Los vídeos ocupan ya el 50% del tráfico móvil.
  • Más de 100 millones de internautas visualizan algún vídeo cada día.
  • La mitad de los usuarios que visualizan el vídeo de una marca terminan visitando su página web.
  • Para 2017, se espera que el mercado del vídeo digital mueva una cifra cercana a los 30.000 millones de euros, según OTT Video Revenue Forecast.
El vídeo marketing permite a la empresa jugar con diferentes tipos de contenido Click Para Twittear

Con estos datos, no es difícil intuir la importancia del vídeo marketing dentro del marketing de contenidos de las empresas que presumen de presencia digital. Prueba notable es la proliferación de plataformas de creación de vídeo y el aumento de empresas con presencia en las mismas. YouTube ya no está solo en esta batalla: ahora le acompañan servicios como Netflix, Vine, Cameo o incluso Instagram.

¿Qué ofrece el vídeo marketing?

Una buena estrategia de marketing de contenidos busca impulsar la expansión de la empresa a través de la creación de contenido digital que cree confianza en sus productos y marcas. El vídeo, integrado en la estrategia de content marketing global de la empresa, trabajado con un buen guion y acompañado de los recursos técnicos necesarios, tiene el potencial de plasmar la filosofía de la empresa, las virtudes de los productos o las opiniones de los consumidores de manera clara, sencilla y directa.

YouTube es la primera plataforma de videomarketing, pero ya no la única

En este sentido, el vídeo permite a la empresa jugar con diferentes tipos de contenido: desde demostraciones de productos hasta entrevistas, pasando por manuales de instrucciones o case study. ¡La creatividad marca las pautas!

Está claro que el vídeo es un formato que, sencillamente, gusta a los usuarios. El impacto visual de un spot es mucho mayor que el de un banner estático, y mucho más directo que un artículo escrito, aunque posiblemente contenga menos información. Está demostrado que un vídeo genera más viralización que cualquier otro tipo de contenido en las redes sociales. Pero, además, el todopoderoso Sr. Google premia a las páginas con contenido audiovisual, colocándolas en mejor posición en su buscador. Y ya sabemos que, en internet, el SEO manda…

Por eso, incluir contenidos en formato vídeo dentro de un Plan de Contenidos Digital de la empresa incrementará en engagement de la marca, es decir, la confianza y la implicación del usuario en la misma. Genera igualmente branding, mejorando la imagen de la marca por parte del usuario. Y las conversiones de las landing pages se doblan al incluir vídeos. ¿Aún dudas del vídeo marketing?

El futuro del vídeo marketing

En un entorno digital tremendamente cambiante, las empresas deben ser conscientes de que un simple retraso en la implantación de nuevas estrategias puede suponer quedarse fuera de juego. En estas nuevas estrategias debe aparecer el vídeo como formato de creación de contenido. Los usuarios están ya presentes en plataformas innovadoras como Snapchat o Periscope, y redes ya “tradicionales” como Facebook o Twitter prestan cada vez más atención y recursos al contenido audiovisual.

Nuevos tiempos, nuevas fórmulas... con YouTube y el videomarketing ;-)

Los jóvenes son quienes más utilizan este tipo de plataformas, consumiendo millones de vídeos al día. En consecuencia, quedarse fuera de esta tendencia supone quedarse fuera de la lucha por los mercados. Se prevé que en 2 años, el vídeo supondrá un 84% del tráfico en internet. Crear una imagen de marca a través del vídeo marketing, con un buen storytelling y una integración dentro de la estratega de marketing de contenidos de la empresa es fundamental para sobrevivir a la nueva revolución que se avecina.

Resumiendo: 7 razones por las que usar vídeo marketing

  1. La propia evolución del formato, que en 2018 copará casi la totalidad del tráfico de internet.
  2. Mejora el SEO de la web.
  3. Aumenta las conversiones de la página.
  4. Es muy sencillo para el usuario, que solo tiene que clicar en “Play”.
  5. Viralización: multiplica el contenido compartido en redes sociales.
  6. Genera engagement en los usuarios.
  7. La tasa de recuerdo del vídeo es muy superior a la de cualquier otro formato.

Si una imagen vale más que mil palabras, un vídeo puede valer mucho más que mil millones de palabras. ¿Estás de acuerdo? ¿Te atreves con el vídeo marketing?


Enlaces relacionados: